×
Cali

Así fue el recorrido que realizó el narcobús accidentado en Ecuador: un político estaría involucrado

Publicidad

Con estos videos y fotografías, autoridades ecuatorianas y colombianas llegaron hasta los jefes de la organización delincuencial. El siniestro dejó 23 muertos.

El vehículo que llevaba a varias personas a cumplir el sueño de conocer Suramérica, de manera gratuita, salió de Cali y tenía como destino inicial Perú.

Con sus maletas cargadas de ilusiones abordaron el bus. Ya con el cupo completo de turistas, el vehículo arrancó.

Fue así como planearon lo que sería la ruta de la muerte, pues lograron pasar los peajes de Villa Rica y Tunía y, como lo muestran las cámaras de seguridad, hicieron una parada al llegar a Popayán.

Explican los investigadores que Claudia Ximena Orozco, sindicada de ser una de las coordinadoras del viaje, se bajó y se dirigió hasta un carro blanco que los venía escoltando y donde, aseguran los policías, estaba la jefe de la organización de apellido Idrobo.  

Publicidad

Con las instrucciones dadas por la jefe de la red a Claudia Ximena y a uno de los conductores del bus, decidieron cambiar la ruta del viaje, según explica el coronel Ángel Galvis, jefe de la investigación.

“Cuando llegan a Popayán toman un repentino cambio de ruta para llegar a Ecuador. Este cambio de ruta los conduce por unas trochas que son utilizadas para evadir los controles de las autoridades”, señala el oficial, jefe de grupos Especiales Antinarcóticos.

Tenía razón el uniformado, pues el cambio de ruta se debía a que el bus estaba repleto de marihuana, confesión que le hizo la jefa de la organización a Claudia Ximena durante la corta reunión que habían tenido en el carro blanco. Así lo confirmó Claudia cuando se presentó a las autoridades en Cali.

¿Un político narcotraficante detrás de la banda?

El investigador explica que en el vehículo blanco también se encontraba David Santofimio, quien habría sido el que le adelantó un millón de pesos a Claudia Ximena para que siguiera en silencio y adelante con el plan, aseguró la Policía.

Publicidad

“Claudia Ximena era la organizadora del viaje que empezó como acompañante normal en los viajes. Este fue el cuarto viaje y le había dicho inicialmente que era para lavar un dinero y ella, que era enfermera, pues además podía ayudar a los pasajeros que presentaran problemas de salud en el viaje. Y así fue subiendo en la organización”, manifiesta el coronel Ángel Galvis.

Esta mujer asegura que inicialmente le dijeron que llevaban gratis a las personas a ese plan turístico, porque necesitaban lavarle el dinero a un poderoso político colombiano, que tenía el negocio de narcotráfico, cuyo nombre, asegura, por ahora no va a revelar.

Con la verdad sobre el viaje, Claudia Ximena, resaltan los investigadores, siguió acompañando a los incautos turistas que desconocían todo lo que estaba ocurriendo.

El bus estuvo varado cinco días

Al llegar a San José de Isnos, en el Huila, el bus presentó una falla mecánica por lo que tuvieron que parquearlo.

Publicidad

“Nos ofreció para viajar a los alrededores de Isnos y a conocer sitios turísticos pero con la condición que si hacíamos el viaje, después de venir del tour, no saliéramos con que de todas formas nos devolvíamos”, dice Yazmín Montoya, sobreviviente del accidente.

Durante ese tiempo Claudia Ximena y varios integrantes de la banda llevaron a algunos pasajeros a conocer sitios cercanos, incluso se fueron a beber licor a discotecas cercanas. Aseguran que todo corría por cuenta del político, máximo jefe de la red.

Horas después los mecánicos afirman que el bus estaba listo, sin embargo, al arrancar, los conductores detectaron que los problemas en los cambios y en los frenos continuaban.

“Ella presentía que algo estaba pasando y ella pensó en que tenía que cancelar el viaje y regresar a Cali y terminar con esa situación. Ella en varios medios ha dicho que sí tenía conocimiento del viaje y que le parecía raro que todo fuera gratis”, añade el coronel Ángel Galvis.

Publicidad

Igual, decidieron continuar su camino por orden de la jefe de la banda quien les pidió que disminuyeran la velocidad.

Ya cuando pasaron la frontera de Colombia con Ecuador las múltiples fallas mecánicas que presentaba el bus causaron la tragedia que dejó 23 personas muertas, entre ellas a la que señalaban de ser la jefe de la banda de apellido Idrobo.

Durante la revisión del vehículo, las autoridades ecuatorianas con la asesoría de la Policía Antinarcóticos de Colombia encontraron debajo del piso del bus los 637 kilogramos de marihuana tipo creepy.

La Policía de Ecuador realiza los trámites para pedir en extradición a Claudia Ximena Orozco.

Las autoridades de ese país revelaron, además, en qué va la investigación para capturar a los llamados socios del narcorbús que estarían en su país.

Mientras tanto en Colombia, la Policía Antinarcóticos sigue tras la pista de los dueños de esa marihuana, ciudadanos de Buenaventura y Valle del Cauca, que estarían escondidos en Antofagasta, Chile, donde hace varios años establecieron el negocio ilegal de ‘gota a gota’, ahora se apoderaron de la venta de marihuana en ese país.

Publicidad

“La banda coge migrantes, ellos están asentados en Chile e inician una empresa de ‘gota a gota’ que se evidencia en la captación de dinero y buscan conexiones criminales para llevar la droga a Chile, toman contacto con microtraficantes en Tolima e Ibagué y ven la oportunidad de comprarle la marihuana a los organizadores en Cauca”, explica el oficial Ángel Galvis.

Organizadores y jefes de la banda están ya identificados por la Policía Antinarcóticos, por eso aseguraron que ya trabajan en una segunda fase, no solo para capturar a los principales cabecillas, sino en descubrir la identidad del poderoso político colombiano al que los sobrevivientes del negocio ilegal lo señalan de ser el principal jefe de la organización internacional.

Publicidad